Tener unas pestañas de escándalo es el deseo y obsesión de muchas de nosotras. Y es que son la clave para tener una mirada mucho más luminosa, sexy y poderosa.

No todas las mujeres tienen la suerte de tener unas pestañas largas, definidas y voluminosas. Muchas necesitamos una ayudita para lucir una mirada impecable.

El mundo avanza de una manera imparable y las técnicas de belleza con él. Hoy en día disponemos de técnicas que nos ayudan a tener las pestañas que deseamos, de manera cada vez más natural.

Es importante destacar que los ojos son una zona muy delicada y hay que ser muy precavidas a la hora de enfrentarnos a cualquier tratamiento. Debemos conocer cómo es nuestra piel y nuestro bello para que sufra lo menos posible.

No todos los tratamientos son aptos para todas. No olvides que muchos de ellos utilizan químicos.

Son varios los tratamientos que puedes utilizar según el efecto y el tipo de pestañas.

1. Permanente de pestañas

Este tratamiento permite rizar tus pestañas de manera natural. La curvatura de las pestañas dependerá de la longitud de las mismas y de cómo lo desees.

La elaboración del tratamiento consiste en aplicar un líquido en el párpado lo más cerca posible de las pestañas. Posteriormente, se coloca un bigudí pequeño y se impregna con el líquido que hace de “pegamento”. Con sumo cuidado y con ayuda de un palito se levantan las pestañas y se van pegando al bigudí.

El tratamiento dura aproximadamente una hora y los efectos son inmediatos.

Puedes maquillarte, pero a la hora de retirar la máscara de pestañas has de tener un poco de cuidado y procurar no frotar. Tienes que coger un algodón y hacer movimientos de la raíz a la punta de las pestañas.

2. Tinte de pestañas

Es un procedimiento más sencillo, solo dura 15 minutos. Es ideal para las pestañas rubias o escasas, puesto que les da un mayor espesor. Aporta color y luminosidad, haciendo tu mirada más intensa. Este tratamiento dura unas 6 semanas.

Para este tratamiento es mejor que tengas las pestañas largas, puesto que en pestañas escasas apenas se apreciaría el efecto.

3. Lifting de pestañas

Podríamos decir que es una versión mejorada de la permanente de pestañas. Este tratamiento consiste en elevar las pestañas desde la raíz, lo que les da un rizo mucho más natural.

La técnica consiste en poner una almohadilla de silicona en nuestro párpado, que se ajusta perfectamente y en lugar de “rizar” el pelo, lo eleva de raíz a puntas, dando longitud y espesor. En este paso se aplican dos geles diferentes; uno para que la curvatura perdure y el efecto alargamiento sea mayor y el otro para ahuecarlas y conseguir un mayor volumen.

Además, incluye tinte para quien lo elija. Si tienes las puntas de las pestañas claritas, es aconsejable.

Al igual que con el tinte, te recomendamos que tengas unas buenas pestañas que necesiten una ayudita. Si son escasas apenas se notará la curvatura en las mismas.

Este tratamiento está teniendo muchísimo éxito. Tanto es así, que muchos hombres ya lo están probando.

4. Extensiones de pestañas

Es la famosa técnica “pelo a pelo”, y en eso consiste. Con mucho cuidado te añaden pelo a pelo nuevas pestañas, escogiendo el grosor y longitud que más se adapte a ti.

Es ideal para las pestañas cortas y poco pobladas, te cambiará la mirada por completo. Eso si, deberás decir adiós al rímel por completo durante una temporada. ¿Por qué? No debes maquillarte con máscara de pestañas, puesto que al retirarla provocarás que las extensiones se caigan.

Este procedimiento es el más natural, ya que es el único que no utiliza ningún tipo de producto químico. Pero es el procedimiento más sensible y menos duradero. Nuestras pestañas se caen y cambian, por eso esta técnica tiene un efecto completo unas 2-3 semanas a 3 meses. Una vez sales del centro de belleza el cuidado depende casi todo de ti. Deberás seguir las pautas que te indiquen los estilistas para que tus extensiones sufran lo menos posible.

Con un cuidado adecuado conseguirás una mayor duración.

 

La desventaja que tienen estos tratamientos es que tus pestañas sufren, como el pelo con cualquier tinte. No debes arriesgarte. Este tratamiento deben hacerlo profesionales, ya que la zona de los ojos es muy delicada.

Lo más adecuado es que te dejes aconsejar si no sabes muy bien qué tratamiento irá mejor contigo.

El equipo de estilistas de Caché Valladolid estamos para asesorarte en todo lo que necesites.