¿PIEL SUAVE TODO EL AÑO? ¿CÓMO? ¡CON UNA BUENA EXFOLIACIÓN E HIDRATACIÓN!

La exfoliación puede ayudarnos a tener una piel suave durante todo el año.

Es una técnica de siempre, pero con métodos distintos a los actuales como los guantes de crin o cepillos de madera con cerdas naturales. Aunque siguen siendo una buena opción, hoy en día las técnicas y los productos son más específicos y producen mayores beneficios.

¿QUÉ BENEFICIOS TIENE?

1. Las células de la piel se multiplican, mueren y se renuevan, lo que provoca que se vayan acumulando células muertas en la capa superficial de la piel.  Con el paso de los años la piel va perdiendo propiedades y el proceso de renovación se hace más lento y a nuestra piel le cuesta más.

“La piel se vuelve quebradiza, menos flexible y más apagada”.

La exfoliación estimula la regeneración celular y la microcirculación sanguínea de la superficie. Con ello la piel recupera flexibilidad, se ve más luminosa y se encuentra mucho más suave.

2. Al eliminar la capa de células muertas de la epidermis, la piel está más receptiva para absorber cualquier principio activo que se le aplique después.  Los exfoliantes en gel con polietileno son los más recomendables, dejan menos residuos y son más fáciles para utilizar en masaje.

3. El masaje es fundamental para que el producto funcione. Gracias a él se estimula la circulación y favorece el drenaje.

4. Tras la exfoliación es conveniente una buena hidratación, además la piel está mucho más receptiva y permeable para absorber los nutrientes de la loción que apliquemos.

Se aplica en una cabina con luz tenue, música relajante, una manta calentita… todo ello para que tengas una experiencia de total relajación.

Este tratamiento es ideal para antes y después de las vacaciones. Es aconsejable hacerlo dos veces al mes para tener una piel de cine.

En Caché Valladolid con nuestro PLAN VERANO EXFOLIACIÓN + HIDRATACIÓN podrás disfrutar de todos estos beneficios.

Para el peeling utilizamos un gel 100% natural, con derivados de remolacha, vitamina E y polietileno.

Para la hidratación utilizamos un aceite de Almendras Dulces de Primera Presión. Hidrata y nutre la piel en profundidad, ya que favorece la renovación de la fase grasa del manto hidrolipídico de la piel. Contiene proteínas minerales, vitaminas A y B. Sus ácidos grasos son perfectos para hidratar, es un excelente antioxidante ayudando a mejorar el aspecto de la piel.

El hecho de incluirlo en los masajes ayuda a calmar la ansiedad, los nervios y el estrés.

En CACHÉ sabemos qué es lo mejor para ti.

Desarrollado por Timpulsa | Copyright © 2020