10 CONSEJOS PARA EL CUIDADO DEL CABELLO MASCULINO

Cada vez son más los hombres que se preocupan por su imagen. Utilizan cremas hidratantes, cremas correctoras, recurren a la depilación, se maquillan…

Pero sin lugar a dudas, su mayor miedo es la calvicie. Bauman Medical Group asegura que 1 de cada 5 hombres sufre caída capilar con 20 años. Y esta proporción aumenta con la edad. Por este motivo son muchos los hombres que buscan nuevas formas de cuidar su cabello y evitar a toda costa su caída.

Para prevenirlo a continuación te damos estos 10 consejos, que te ayudarán a mantener tu cabello más sano y por mucho más tiempo.

1. Cuidado con las duchas de agua hirviendo.

La temperatura es un factor muy importante que hay que tener en cuenta para cuidar nuestra piel, pero también nuestro cabello. Ambos sufren si los exponemos a altas temperaturas.

Tanto en el lavado como en el secado es necesario pensar en esto.

A la hora de lavar, no debemos utilizar agua muy caliente. Y en el secado, lo ideal es optar por dejarlo al aire (melenas al viento) o utilizar una toalla con movimientos suaves que absorban la humedad. Sin embargo, en ocasiones puede que no nos quede otro remedio que utilizar el secador. En este caso, los pasos a seguir son los siguientes:

2. Vigila lo que comes.

Una buena alimentación nos ayuda en todos los aspectos de nuestra vida. En este caso, el consumo de ciertos alimentos puede ayudar a que nuestro cabello tenga más fuerza, mayor vitalidad y esté más nutrido.

Algunos de ellos son aquellos que contienen biotina, ácido fólico, ácido pantoténico o minerales como el zinc, el hierro y el cobre. Los guisantes, la levadura de cerveza, el hígado de cerdo, los espárragos, el germen de trigo y el arroz integral son alimentos en los que se encuentran varios de los anteriores minerales y vitaminas.

“El consumo de ciertos alimentos puede ayudar a que nuestro cabello tenga más fuerza, mayor vitalidad y esté más nutrido”.

¡Comienza a buscar recetas sabrosas con estos ingredientes!

3. Lávate el pelo cada dos días.

Los factores externos, como la contaminación, y algunas sustancias, como el tabaco, hacen que nuestro cabello se ensucie.

De forma general se recomienda lavar el pelo cada dos días, para reducir el uso y exposición a todas las sustancias y químicos que contienen los champuses, que pueden resultar perjudiciales para nuestro cuero cabelludo.

Sin embargo, si tu cabello es de los que necesitan un lavado diario, es recomendable que utilices un champú suave y adecuado. ¿Qué significa esto? Es mejor si el champú no tiene un pH superior al 5,5 ya que a largo plazo no se resecará el cabello ni se dañará, además de reducir las irritaciones y descamaciones en el cuero cabelludo.

Si tu cabello es de los que necesita un lavado diario, utiliza un champú suave y adecuado.

4. No te rasques la cabeza.

Si sufres picores en el cuero cabelludo, al igual que con la piel, no es bueno rascarse con gran intensidad ni con elementos muy afilados, ya que esto además de dañar nuestro cabello puede causar la aparición de la temida caspa.

Para calmar el picor o escozor causado por agentes externos, Kérastase cuenta con una nueva gama, Kérastase Spécifique.

5. Acostúmbrate a utilizar acondicionador.

Existen productos que se convierten en grandes aliados en el cuidado del cabello. Uno de ellos es el acondicionador, que aporta brillo, suavidad y volumen. Sin embargo, debemos prestar atención a su modo de utilización.

Dependiendo de nuestro tipo de cabello se recomienda un uso u otro. Para cabellos grasos, no se puede abusar de este producto y es mejor aplicarlo solo en las puntas.

En el caso de pelo seco, puede utilizarse en cada lavado como método de hidratación y nutrición. Si tu pelo es normal no hay problema en que lo utilices 4 o 5 veces a la semana.
Eso sí, la elección de un acondicionador adecuado es imprescindible para conseguir el resultado deseado.

6. Dormir es la mejor cura.

Dormir es uno de los consejos al que más se recurre en cualquier aspecto. Por algo será.

En el caso de nuestro cabello, mantener un buen descanso puede fortalecer tus folículos y detener la caída.

7. Utiliza protector solar todo el año.

Además de los mencionados protectores de calor, no podemos olvidar los protectores solares.

Aunque no seamos conscientes de ello, en otoño e invierno estamos tan expuestos a los rayos de sol como en verano y primavera. Y estos no sólo perjudican a tu piel, también a tu cuero cabelludo, por lo que también tenemos que protegerlo. En este caso, una buena elección puede ser la gama de Kérastase Soleil.

8. No consumas determinadas sustancias.

Existen algunas sustancias que puede que estés consumiendo sin saber que éstas ocasionan daño a tu cuero cabelludo. Algunas de ellas son los antihipertensivos, hormonas de tratamiento, la estatina y los antidepresivos o pastillas para la ansiedad. ¡Intenta evitarlas!

9. Masaje capilar estimulante.

Existen masajes de todo tipo, cada uno de ellos específicos y beneficiosos en todos los casos. En concreto, los masajes capilares estimulan nuestro riego sanguíneo y, sin duda, reducen el estrés. Esto deriva a su vez en una reducción de la caída del cabello.

En Caché todo producto que aplicamos lo damos con un masaje, mimamos y cuidamos tu cabello.

10. Visita a tu dermatólogo.

Como ya hemos destacado anteriormente, el cuero cabelludo requiere cuidados muy similares a los de la piel. Por eso, si piensas que algo está fuera de lo normal, sientes molestias o tienes cualquier otro tipo de duda, lo primero que debes hacer es acudir a tu dermatólogo. Él es quién mejor puede tratar este tipo de problemas, también la calvicie.

Estos consejos te ayudarán a frenar la caída de tu cabello. Pero si con eso no basta, en Caché Valladolid ponemos a tu disposición tratamientos capilares específicos y personalizados.

¡Acércate a conocernos!

Desarrollado por Timpulsa | Copyright © 2020